cosas que no debes hacer antes del ejercicio SI QUIERES PERDER PESO.

Si bien todos tenemos nuestros rituales antes del entrenamiento, hay determinadas cosas que debes evitar antes del ejercicio si quieres que tu desempeño sea provechoso.

Realmente sabes qué hacer antes de una buena sesión de ENTRENAMIENTO para obtener increíbles beneficios para tu cuerpo?.

cosas que no debes hacer antes del ejercicio SI QUIERES PERDER PESO.

Puede que algunas de las que consideres correctas sean cosas que, si haces antes del ejercicio, te hagan fracasar y no cumplir tus objetivos.

Antes de ir al gimnasio o entrenar en casa, toma estas precauciones para que no estés en la peor condición y puedas aprovechar tu máximo potencial.

Estas son 5 cosas que no debes hacer antes del ejercicio y por cuáles puedes reemplazarlas.

1. Dormir antes del ejercicio

Es obvio que quieras estar descansado antes del ejercicio. Sin embargo, cuando abusas y duermes en exceso antes de una sesión de entrenamiento puedes estar obstaculizando tu desempeño.

Al dormir por un tiempo mayor a 30 minutos, tu cuerpo entra en un estado de sueño profundo, tal como lo haces cuando te acuestas por la noche.

Una siesta que dure más de 30 minutos sólo logrará que te sientas más aturdido y agotado que antes de tomarla.

Si consideras que es necesaria una siesta antes del ejercicio, asegúrate de poner una alarma a los 15-20 minutos. Así tendrás tiempo de descansar tus OJOS y cuerpo, pero no engañarás a tu mente para que piense que es hora de descansar por largo rato.

2. Estiramientos

Seguramente cuando eras más joven, tus profesores de gimnasia te decían que te aseguraras de estirar bien tus músculos antes de hacer cualquier actividad vigorosa.

Sin embargo, los EXPERTOS ahora dicen que realizar estiramientos antes de entrenar puede en realidad hacerte más daño que bien.

 El estiramiento estático antes del ejercicio no solo disminuye la fuerza muscular, también aumenta el riesgo de forzar los MUSCULOS de más sin necesidad.

Esto incrementa el riesgo de desgarres o maltrato.

En lugar de utilizar métodos de estiramiento estático antes de un entrenamiento, calienta tus músculos moviéndolos de un modo u otro.

Intenta cosas como correr en tu lugar, los saltos de tijeras o usa una bicicleta estática para que tus músculos adquieran temperatura poco a poco.

Guarda los estiramientos estáticos para después de entrenar. Serán más beneficiosos una vez que hayas aflojado los músculos.

3. Entrenamientos por intervalos de alta intensidad

El entrenamiento por intervalos de alta intensidad varía la misma a lo largo de cada sesión. Este tipo de entrenamiento interrumpe la respiración natural de tu cuerpo mediante los cambios entre la potencia de los intervalos y el reposo que se toma entre ellos.

Por si lo anterior fuese poco, también disminuye tu resistencia y fuerza de manera rápida (algo que, desde luego, no es tu objetivo). Es posible que esto pase incluso al inicio del entrenamiento.

Lo que deberías hacer es algún tipo de ejercicio cardiovascular para iniciar tu sesión de entrenamiento. No es necesario que corras de cero a cien, ya que esto tampoco sería sano.

En lugar de realizar entrenamientos de alta intensidad, varia con un poco de cardio estacionario en el que la ENERGIA que utilizas no varíe radicalmente.

4. Comer o beber demasiado

Luego de comer, tu cuerpo comienza el proceso de digestión. Lo que a menudo puede que no tomes en cuenta es la cantidad de energía que tu cuerpo necesita para este proceso.

Viéndolo desde este punto, posiblemente tu mamá tenía razón cuando te pedía que reposaras luego de comer antes de ir a nadar.

Cuando intentas hacer ejercicio durante el proceso digestivo, podrías estar ejerciendo demasiada presión sobre tu cuerpo. Esto puede causar calambres estomacales y NÁUSEAS.

5. Tomar demasiados suplementos

Si te habitúas a comer de manera adecuada antes del ejercicio, obtendrás todas las  vitaminas y minerales sin necesidad de ningún suplemento.

No obstante, si decides usarlos, es mejor que no te excedas. Tomar demasiados “productos” puede conducirte a latidos irregulares del corazón, náuseas y ansiedad así como otras enfermedades.

A largo plazo, son más los contras que los pros cuando consumes suplementos para darle impulso adicional a tu cuerpo durante el entrenamiento.

Si vas a utilizar polvos suplementarios o píldoras, es mejor que leas bien la etiqueta.Debes saber exactamente lo que estás tomando antes de ponerlo en tu cuerpo.

Saber cómo afectará a tu organismo  y conocer las advertencias o posibles efectos secundarios te ayudará a tomar mejores decisiones.

Puedes utilizarlos moderadamente para darte una ventaja mientras adquieres resistencia y mejora tu estado, pero evita a toda costa abusar.

Fuente:http://unamenteensalud.com/cosas-no-debes-del-ejercicio-quieres-perder-peso/