REMEDIOS CASEROS PARA ALIVIAR EL DOLOR MENSTRUAL

Al alcanzar los 12 años aproximadamente se producen cambios hormonales y marca el comienzo de la menstruación y, al mismo anuncia, la fase reproductiva de la vida de una mujer.

Muchas jóvenes, durante su período menstrual sufren de dolores o cólicos.

El cólico ocurre debido a que las prostaglandinas, sustancias químicas producidas por el recubrimiento del útero, inician contracciones.

Éstas tienen como objetivo expulsar el óvulo no fertilizado, el tejido y la sangre que están en esta área.

A continuación, algunos remedios caseros y naturales para aliviar los cólicos o dolores menstruales.

Remedios Caseros

1; Verter dos astillas de canela en 1 taza de agua y llevarla a ebullición. Retirarlo del fuego cuando rompa a hervir y dejarlo reposar 5 minutos. Endulzar al gusto.  Beber de inmediato caliente (no tomar bebidas frías después)

2;Poner una manta eléctrica o una bolsa de agua caliente o toallas calientes sobre el vientre específicamente sobre el área donde están ubicados los ovarios.

3; Colocar una compresa de salvado en el área del bajo vientre.  Para ello se consigue una bolsitas de un tejido natural y se llena  con salvado y se pone en una cazuela no dentro del agua sino para que reciba el vapor durante 10 minutos.

4; Tomar diariamente, una semana antes, zumo de zanahoria.

5; El dong quai es una planta utilizada durante siglos en la medicina tradicional china para aliviar y combatir trastornos ginecológicos, como los dolores menstruales, ya que contiene fitoestrógenos naturales que actúan como reguladores hormonales femeninos disponible en nuestra tienda.

6; Diluir 15 a 20 gotas de salvia romana en 50 ml de aceite de oliva y luego realizar, con esta preparación, masajes en la espalda por la zona sacra.

7; Verter 1 cucharadita de artemisa, 1 de caléndula y 1 de cola de caballo en 1 taza de agua herviente.  Tapar y dejar reposar por unos minutos.  Beber, aún caliente, una taza cada 5 horas.

8; Hervir, durante 5 minutos, 2 cucharadas de yerba buena en 1 taza de agua.  Retirar del fuego y tomar caliente 1 taza cada tres horas.

9; Hervir un puñado de garbanzos en medio litro de agua durante 7 minutos.  Tomar 1 taza de agua de estos garbanzos cada media hora hasta que no sienta los dolores o cólicos menstruales.

10; Llenar, con sal marina, un saquito de tela de algodón y calentar en un horno. Acostarse adoptando una posición fetal (de costado y con las rodillas flexionadas hacia arriba) y aplicar el saquito en el área de los ovarios, cubrir con varias toallas y dejar puesto hasta que se enfríe.

11; Cortar  60 g de hojas de frambuesa, colocar en una taza grande y cubrir con 500 ml de agua hirviendo.  Dejar reposar por unos instantes y colar. Tomar una taza tibia tan pronto se sienta dolores menstruales.

12; Verter 2 cucharadas de manzanilla en 1 taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y tomar 1 taza de esta infusión aún caliente. Si se desea se puede tomar otra taza 1 hora después.

13; Hervir, durante 5 minutos, 1 cucharada de hierbabuena y otra de tomillo en 1 taza de agua.  Pasado ese tiempo, retirar del fuego y tapar.  Esperar que se refresque un poco y tomar 1 taza.

14; Verter varios anís estrellados en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar en infusión por unos minutos.  Tomar una taza aún caliente.

15; Aplicar un masaje en el bajo vientre con aceite de ricino.

16;  Preparar una infusión con angélica, manzanilla y raíces de jengibre a partes iguales y verter en 600 ml de agua, hervir a fuego lento durante 15 minutos.  Tomar 1 taza cuando se sienta el dolor

17; Verter una cucharada de milenrama en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar 1 taza para aliviar los retortijones y reducir las hemorragias menstruales.

18; Lavar y picar 1 raíz de ruibarbo y hervir en 1/2 litro de agua hasta que llegue al punto de ebullición.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y tomar 1 taza cada media hora hasta que el dolor desaparezca.  Este remedio es muy empleado en caso de dolor menstrual acompañado con pérdidas muy abundante.

19; Verter 1 cucharada de hojas de albahaca previamente lavadas en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y beber 1 taza cuando se sienta el malestar. Este remedio, al igual que el anterior, resulta ideal cuando se presentan los dolores junto con un sangrado abundante

20; Lavar y picar un pedazo de jengibre fresco y macerar en una taza de leche caliente.  Tomar, aún caliente, un vaso de esta preparación tan pronto se sienta el dolor o cólico

Fuente; dolor menstrual