COMO ELIMINAR Y LIMPIAR LAS MANCHAS NEGRAS DEL ESPEJO.

En la limpieza del baño de casa, en uno de los principales elementos en el que debemos

centrarnos es en el espejo, pues es muy fácil que este se manche a diario y acabe repleto de salpicaduras de agua y otros productos, como jabones, maquillajes, pasta de dientes, lacas, fijadores de cabello, etc. En algunas ocasiones, manchas como estas pueden ser un poco complicadas de eliminar y para conseguirlo con éxito y sin rallar la superficie del cristal, es necesario saber qué métodos y trucos se deben emplear

 

  • Si deseas que el espejo del baño quede completamente limpio e impecable, hay una serie de pasos y métodos, como veremos a lo largo de este artículo, que debes llevar a cabo y no pasar por alto. En primer lugar, te recomendamos que revises el estado en el que se encuentra el cristal del espejo y, en el caso de que esté realmente sucio, frotes su superficie con la ayuda de un paño seco, es muy importante que este sea un paño que no suelte pelusa, por lo que las toallas quedan completamente descartadas. Con este primer paso, conseguirás retirar cualquier capa de polvo, partículas y residuos que hayan y el resultado final será inmejorable.

    En el caso de que observes que hay manchas difíciles de eliminar, como por ejemplo gotitas de agua secas o restos de maquillaje incrustados, te aconsejamos que pongas en práctica los siguientes métodos:

    • Para las gotas de agua secas: humedece un trozo de papel de cocina en agua y pásalo con suavidad sobre cada una de las gotas secas. Seguidamente, puedes limpiar todo el vidrio con un producto limpiacristales usando un paño seco que no suelte pelusa.
    • Para las manchas de maquillaje: para eliminar la oleosidad de los productos de maquillaje, puede ser muy efectivo frotar las manchas con un paño previamente humedecido con un poco de alcohol.
    • Para manchas de grasa: haz una mezcla de agua, amoniaco y alcohol a partes iguales, agrega 1 cucharada pequeña de glicerina líquida y úsala para limpiar esas manchas de grasa.
  • A pesar de que puedes limpiar el espejo del baño con un limpiacristales comercial, lo cierto es que tipo de productos en muchas ocasiones no ofrecen los resultados esperados, especialmente en aquellos espejos que ya son bastante viejos, han perdido brillo y empiezan a verse opacos. Para estos casos, el mejor remedio se encuentra en una solución limpiadora casera que se elabora a base de agua y vinagre blanco, ideal para desengrasar y aportar brillo. Sigue los pasos que te detallamos a continuación para realizar el proceso correctamente:

    Loading...
    1. En un atomizador o bote pulverizador, preparar una mezcla de 2 partes de agua con 1 de vinagre blanco y agita para que ambos ingredientes se mezclen bien.
    2. Una vez hayas hecho la primera limpieza pasando el paño seco, rocía la mezcla de agua y vinagre blanco sobre la superficie del espejo y frota con una hoja de papel de periódico arrugada. El papel de períodico es ideal para limpiar cristales y vidrios, puesto que a diferencia de otros trapos, no deja pelusa ni marcas.
    3. Cuando el espejo haya quedado reluciente, tan solo tendrás que secar la superficie con una nueva hoja de papel de periódico arrugada para retirar toda la humedad. En el caso de que el espejo sea de grandes dimensiones, también puedes usar una escobilla de goma para secarlo por completo y de una manera más rápida.

 

  • El anterior método casero es el más utilizado para dejar bien limpios los cristales de los espejos, pero no es el único al que puedes recurrir. Y es que además del vinagre blanco, hay otros productos como es el caso del amoniaco que también son buenas opciones por se altamente limpiador y desengrasante.

    Para emplearlo, primero tendrás que diluir 1 parte de amoniaco en 1 de agua, con mucha precaución, aplicarlo sobre el cristal con un paño seco y, finalmente, secar utilizando papel de periódico arrugado.

 

 

  • Con los pasos anteriores, el espejo quedará como nuevo y ya no le dará un aspecto descuidado y sucio a tu cuarto de baño. Para que la limpieza sea exitosa y el resultado sea el esperado, además es importante que tengas en cuenta recomendaciones como las siguientes:

    • Evitar mojar los espejos con agua, pues la humedad se mantiene con el tiempo y esto puede provocar la aparición de unas antiestéticas manchas negras en su superficie.
    • Usar paños que no suelten pelusa para limpiar los espejos, como por ejemplo los de microfibra, u optar por el papel periódico, tal y como hemos comentado en los apartados anteriores. Evitar el uso de toallas para su limpieza.
    • Si el espejo está muy sucio, puede ser útil limpiarlo primero con una esponja humedecida jabonosa.
  • Por último, te damos una solución para conseguir eliminar y reparar esas pequeñas manchas negras que aparecen de ven en cuando en la superficie de los espejos del baño. Se deben a que la humedad queda retenida, lo cual con el paso del tiempo acaba desgastando la parte trasera del cristal. Cuando esto sucede, puedes comprar una pintura plateada, pintar cada una de esas manchitas oscuras y esperar a que seque. Comprobarás que las manchas han desaparecido y tu espejo antiguo puede seguir en el cuarto de baño por más tiempo.

 

 

 

Fuente: http://hogar.uncomo.com/articulo/como-limpiar-el-espejo-del-bano-39492.html