COMO LIMPIAR EL MOTOR DEL COCHE PARA DEJARLO NUEVO.

Como ocurre con cualquier otra cosa, los motores funcionan de mejor manera si están limpios. Sin embargo, limpiar un motor no es lo mismo que limpiar las otras partes de tu auto. Este artículo te ayudará para dejar el motor de tu auto en condiciones óptimas.

Pasos

Pon a calentar un poco el motor. No lleves al motor hasta su temperatura normal de operación; simplemente ponlo en marcha durante aproximadamente un minuto si ha estado detenido mucho tiempo.

Mueve tu auto hasta un lugar donde el agua después de lavado no cause daños al suelo o se escurra hacia el drenaje para lluvia. Si no tienes el espacio adecuado, lleva tu auto a un lavado de coches donde cuenten con un sistema industrial para tratamiento de aguas residuales. Esto es particularmente relevante si tu motor tiene muchos residuos de aceite y fango.
  1. Retira los cables de tu batería: primero el de la terminal negativa y después el de la positiva.
    Cubre cualquier parte eléctrica que esté expuesta con una bolsa de plástico u otra envoltura de este material; de esta manera protegerás las partes eléctricas del agua que necesitarás para lavar el motor.

    En los motores más antiguos, deberás cubrir el carburador y la válvula de admisión con plástico o papel estaño. Puedes elegir entre fijarlos con cinta adhesiva o atar las cubiertas, ya que permitir la entrada de agua en esas áreas causaría graves problemas.

    Talla cualquier partícula obvio de polvo y suciedad usando una brocha para pintura de cerdas firmes, o bien un cepillo de limpieza con cerdas de plástico.

    Prepara una solución de detergente “arranca grasa” y agua, usando dos copas y media de detergente por cada cuatro litros de agua aproximadamente.

    Talla tu solución en toda la superficie del motor, llegando hasta las áreas más sucias y humedeciendo todos los rincones.
    Enjuaga el motor a presión con una manguera de jardín.
    Consulta el manual de propietario del vehículo para saber cómo limpiar el bloque del motor y otras partes metálicas. Para la grasa más densa, puedes usar un solvente poderoso como la gasolina blanca (o solvente Stoddard), aunque un desengrasante especial para motor que hayas comprado en una tienda de autopartes funcionaría mejor.  Un desengrasante de uso casero también puede ser efectivo; lee las instrucciones en la etiqueta para usar cualquier producto que elijas de la manera adecuada.

    Retira las cubiertas de plástico después de haber enjuagado a fondo el motor, y de haber limpiado todos los residuos del producto que hayas usado para disolver la grasa.
    Permite que el motor se seque. Aunque la mayoría de los motores modernos tienen una ignición poderosa, y pueden ponerse en marcha con los cables de conexión (y el distribuidor) húmedos, pueden experimentar combustiones en falso o avanzar “irregularmente” hasta que esas partes se hayan secado por completo.

Fuente: http://es.wikihow.com/limpiar-el-motor-de-un-carro