Primeros auxilios para quemaduras con agua caliente para no dejar cicatriz.

as quemaduras por agua caliente son muy habituales. Si son graves, deberás acudir a un médico

pero si crees que no lo son, toma nota, te explicamos cómo tratarlas.

Estamos preparando la cena o queriendo disfrutar de un té caliente. Quizás abrimos el grifo para lavarnos las manos y el agua sale más caliente de lo esperado. En la cocina son muy frecuentes las quemaduras con agua caliente. En este artículo te explicaremos los primeros auxilios en estos casos.

Primeros auxilios para quemaduras con agua caliente para no dejar cicatriz.

Tipos de quemaduras

Antes de decidir qué tratamiento utilizarás para tu quemadura con agua es preciso saber que existen tres grados o tipos:

Primer grado

Afectan la capa exterior o superficial de la piel.. Los síntomas son enrojecimiento, hinchazón y un poco de dolor. La zona se pela en 7 días y a las 2 semanas vuelve a su aspecto normal.

Segundo grado

Es algo más grave que la anterior porque se quema también la segunda capa de la dermis. Provoca ampollas e inflamación. El dolor es más fuerte. Las ampollas se revientan solas en una semana.

La curación completa ocurre a las 3 semanas y, en algunos casos, la piel queda con un color más claro o más sombreado tras la cicatrización.

Tercer grado

Son las más severas y se trata de una emergencia que precisa tratamiento médico urgente. La quemadura traspasa todas las capas de la piel y es realmente doloroso.

 Quemaduras con agua hirviendo

Son muy frecuentes en la vida doméstica. Poner un cazo con agua en el fuego puede convertirse en un peligro e incluso una tragedia si hay niños en la casa. Los casos de pequeños quemados con agua hirviendo que provocan lesiones serias no son aislados. Es preciso tener mucho cuidado y poner las ollas lo más alejadas del borde.

Si solo nos salpica un poco de agua caliente o el contacto con la piel es ínfima sólo causará un poco de dolor en ese momento y probablemente desaparezca en seguida. Una buena idea para calmar el ardor es introducir la zona en agua fría, ya sea en un recipiente o dejando correr el agua del grifo, al menos 5 minutos para refrescar.

Si la quemadura es un poco más grave podemos hacer lo mismo, pero lo que cambia es el tiempo de permanencia bajo el agua. En caso de quemadura de segundo grado el tiempo será de, como mínimo, 15 minutos. Según el área que se ha quemado es el tratamiento que tendríamos que seguir. Por ejemplo envolver la zona con una toalla mojada o aplicar un poco de hielo en una bolsa plástica (nunca directo sobre la piel).

Tratamientos para las quemaduras de la pie

Mientras estás refrescando la lesión aprovecha para evaluar los daños de tu piel. Si al cabo de unos minutos el dolor no cesa y te das cuenta de que el enrojecimiento es mayor o incluso se están formando ampollas analiza la posibilidad de ir a un servicio de emergencias médicas.

Por el contrario, si los síntomas empiezan a disminuir puedes continuar el tratamiento casero. Toma una gasa y humedécela con agua. Envuelve la zona afectada y deja entre 30 minutos y 1 hora. Si es preciso cambia y pon una nueva. Así evitarás que la quemadura tome contacto con objetos, superficies o agentes perjudiciales.

El aloe vera es uno de los mejores remedios para las quemaduras superficiales de la piel, ya sea con agua caliente, con aceite o incluso con el sol. No te puede faltar esta planta en el hogar. Simplemente abres un tallo de manera horizontal y extraes el gel de su interior.

Ese líquido viscoso tiene muchas propiedades para devolverle a la piel su hidratación original. Vuelca encima del área afectada y deja que actúe hasta que se absorba por completo. Si deseas puedes envolver con una gasa estéril aunque es mejor que la herida “respire

Fuente:http://unamenteensalud.com/primeros-auxilios-quemaduras-agua-caliente-no-dejar-cicatriz/