REMEDIOS CASEROS PARA EL REUMATISMO.

Ésta es una enfermedad aguda o crónica caracterizada por dolor y congestión de las articulaciones o en las partes musculares y fibrosas del cuerpo.

Entre sus prncipales causas están la predisposición genética y, además, el medio ambiente juega un papel importante como son las infecciones y el trauma.

Las personas con reumatismo no sólo sufren en el aspecto físico muchas también presentan problemas psicológicos o sociales, que pueden conllevar una reducción  de  sus actividades en la comunidad

A continuación se detallan algunos remedios caseros y naturales que ayuda a aliviar esta dolencia.

Remedio para el reumatismo

  • Un remedio tradicional muy curioso, pero altamente efectivo para la cura del reumatismo, consiste en llevar siempre en el bolsillo del pantalón una patata pequeña la cual no se pudrirá sino que se irá, poco a poco, secándose y endureciéndose y cuando esté muy dura, se debe desecharla para reponerla por otra nueva.
  • En Italia, algunos aseguran que comer diez aceitunas negras diarias cura el reumatismo.
  • En otros lugares, se dice que para aliviar el reumatismo es necesario masajear con frecuencia la base del cuello, la boca del estómago, debajo de la nuez de Adán y la sien derecha.
  • Elaborar un alcohol para masajes con 20 g de flor de árnica,  20 g de lavanda, 40 g de romero, 40 g de hipérico y un litro de alcohol   Se introducir todos los ingredientes dentro de un recipiente y se dejar 9 días macerando a oscuras. Durante ese tiempo, se debe agitar cada noche. Luego, pasados los 9 días, ha de colarse mediante una gasa, exprimiendo bien las hierbas.  Se aplicar sobre la zona dolorida friccionando y masajeando  Si la piel queda algo tirante, puede utilizarse tras el masaje el gel hidratante de lavanda.
  • Preparar un jugo curativo con un diente de ajo, un cuarto de cebolla morada, una rama de perejil, una naranja y una bara de apio. Colocar todos los ingredientes en una batirdora.  Es importante que este jugo no sea colado. Tomar preferiblemente por la mañana.
  • Hervir 150 gr. de salvia en 2 litros de agua durante 10 minutos. Deja reposar, colar y agregar al agua del baño.
  • Aplicar una cataplasma. Para su elaboración se debe llenar una bolsita de tela con flores de grama aromática e introducir dentro de 3 litros de agua. Deja hervir durante 1 minuto y después se mantiene dentro del agua, sin fuego.   Luego exprimir y aplicar, bien caliente, sobre la zona afectada.
  • Hervir varias hojas de nogal en un litro de agua.  Añadir 3 cucharadas de sal marina.  Seguir con la cocción.  Cuando esté en ebullición, retirar del fuego.  Realizar un baño con esta preparación todos los días por 15 días sucesivos.
  • Llevar un imán en el bolsillo (según creencias populares en ciertas regiones.)
  • Efectuar un cocimiento de flores de laurel y hojas de saúco y aplicar esta preparación en las articulaciones adoloridas.
  • Preparar un cocimiento con un puñado de  hojas de eucalipto, romero y ramas de pino en suficiente agua.  Lavar las articulaciones adoloridas, con esta preparción aún tibia y envolver en una toalla para resguardarlas del frío.
  • Hervir 2 puñados de ortiga en medio litro de agua y lavar, aún tibia, las zonas adoloridas.
  • Calentar tres puñados de hojas de floripondio y aplicar, a modo de cataplasma, sobre las articulaciones con reumatismo.
  • Hervir 20 gramos de hojas secas de laurel en 4 litros de agua durante 5 minutos.  Retirar del fuego y añadir al agua de la bañera.  Para tomar el baño, verificar que el agua está a 38ºC.  Los baños no deben ser mayores de 15 minutos tres veces semanales.

 

Fuente: remedios populares