TU PERIODO MENSTRUAL MIRA LO QUE DICE DE TU SALUD.

El periodo menstrual es el ciclo terrenal más básico que tenemos. Nuestra sangre es nuestra conexión con el arquetipo femenino. Los ciclos macrocósmicos de la naturaleza, la luna creciente y menguante, el flujo y reflujo de las mareas y los cambios de las estaciones, se reflejan en una escala más pequeña en el ciclo menstrual del cuerpo femenino individual.

La maduración mensual de un óvulo y posterior embarazo o la liberación de la sangre menstrual refleja el proceso de creación, ya que no sólo se produce en la naturaleza, de forma inconsciente, sino que además, en la actividad humana. En muchas culturas, el ciclo menstrual ha sido visto como algo sagrado.

En cambio, este mismo proceso podría hacer que más de una se sienta enferma e hinchada, y con un dolor absoluto, en más de un sentido.

Aún tratándose de una función corporal normal y necesaria en las mujeres, muchas tienen tabúes como para hablar sobre el tema libremente. En lugar de la temida palabra “periodo”, existe toda una lista de apodos para ese momento del mes. Todas sabemos sobre eso.

Sin embargo, las mujeres debemos entender que el periodo puede estar diciendo algo sobre nuestra salud. A la mayoría no les gusta hablar de los problemas y ésto puede causar que un problema menor de salud pase a ser grave de manera desapercibida.

3 Cosas que tu periodo te dice sobre tu salud

Flujo y color

Según la Dra. Alisa Vitti, consejera de salud integral y nutricionista funcional, es posible describir la mayoría de los colores del periodo de tres maneras diferentes: arándanos congelados, mermelada de fresa y jugo de granada. El color de la sangre del periodo puede revelar mucho sobre la salud hormonal.

Los periodos que son similares en textura y color a los arándanos congelados pueden ser un indicador de altos niveles de estrógeno. Ésto también podría causar un ciclo más pesado de lo normal debido a que niveles más altos de estrógenos significa que el revestimiento del útero podría ser más grueso de lo normal.

Si en su lugar derramas un color más claro, similar a la mermelada de fresa, tienes el problema opuesto. Puede ser una señal de que los niveles de estrógenos son bajos. En este caso, el flujo menstrual puede causar picazón y es a menudo tarde porque menos estrógeno significa un revestimiento más delgado. También hay que señalar que un flujo ligero también se asocia al uso de pastillas anticonceptivas en algunas mujeres.

El color perfecto, según la Dra. Vitti, es un saturado y bonito color rojo, como el jugo de granada. En este caso, el flujo suele empezar y terminar a tiempo y no llega a ser demasiado pesado.

Manchado

Si estás sangrando un poco entre periodos, se llama manchado. Ésto podría significar que hay un desequilibrio, por lo que aquellas que experimentan manchado deben consultar con un profesional de salud.

Algunas de las causas principales del manchado son:

  • Desequilibrio hormonal. El manchado sucede cuando la progesterona y los estrógenos están fuera de equilibrio. Ovarios disfuncionales, problemas de tiroides y los métodos de control de natalidad pueden afectar este equilibrio.
  • Infección. Cualquier infección, provocada por una ETS o no, puede causar sangrado entre periodos.
  • Cáncer. Aunque muy raro, el cáncer del cerviz, vagina, útero o los ovarios puede causar manchado.
  • El estrés. El estrés extremo también puede causar que una mujer experimente manchado.

El dolor menstrual

La mayoría de las mujeres experimentará dolor durante su periodo, pero un dolor intenso que no desaparece hay que evaluarlo con un profesional de salud.

El término correcto para los calambres menstruales es dismenorrea, y le ocurre aproximadamente a la mitad de la población femenina. La causa de la dismenorrea es una cantidad excesiva de prostaglandina, una hormona implicada con la inflamación y el dolor. Desafortunadamente, esto es común.

Lo que no es común son los graves e incapacitantes calambres que duran más de dos días. Este es un signo de endometriosis. La endometriosis es cuando el revestimiento del útero crece fuera del útero, normalmente en la zona pélvica, en lugar del interior. Cuando se elimina el revestimiento, no que tiene a dónde ir. Esto es lo que causa el dolor y los calambres severos. Alrededor del 10% de las mujeres sufren de endometriosis.

Fuente: salud casera